Logotipo Reina de Castilla
Twitter Facebook
Botella y tapones

INVIERNO

Después del deshoje otoñal, la viña queda desnuda pero no inerte. Hay que podarla con mimo. Los sarmientos que brotarán la próxima primavera, serán otros diferentes a los del año anterior. Cualquiera de los viticultores de la Bodega Reina de Castilla, nos dirá si le preguntamos que podar es sencillo, “que no tiene ciencia”, y uno no puede por menos que ruborizarse ante la sabiduría de estas gentes que han cuidado de sus majuelos desde antaño y saben cuidar sus viñas cual si fueran hijos, que año tras año, vuelven a la vida por primavera. La tierra se prepara y es preparada. El invierno, en estas tierras castellanas, se hace largo pero no eterno. Pronto llegará la primavera.

Bodega Reina de Castilla