Logotipo Reina de Castilla
Twitter Facebook
Botella y tapones

CAPÍTULO 2. LABORES DE LA VIÑA

 “La labor de la viña, ella la paga en vendimia”

Hoy queremos hablar de la importancia del laboreo en la viña. Un proceso minucioso, continuo y que requiere de sabiduría y buen hacer por parte del viticultor para que el resultado final sea un éxito.

A lo largo del año muchos son los cuidados que necesita la viña para que llegado septiembre se puedan recoger racimos espléndidos y de gran calidad.

Así, nos dice el refranero que “quien cava en enero y poda en febrero, tiene buen año de uvero”. Unas tareas importantes que prepararán la vid para afrontar el invierno. También nos dice la sabiduría popular que cavar lo hace cualquiera pero podar… “para cavar viñas, cualquiera; para podarlas, solo el que sepa”, o “buen podador, buen viñador”.

Las lágrimas de la vid

El despertar de la viña tras su periodo de “hibernación” puede verse a través de sus “lágrimas”. La subida de la temperatura provoca que la savia, dormida durante el invierno, vuelva a recorrer la planta que llega a salir por algunos de los cortes realizados durante la poda. Todo un mensaje de vida en forma de “lágrima”.

Poda en verde

En el final de la primavera, una vez que la vid ha brotado se realiza la llamada “poda en verde”, solo si los brotes han crecido demasiado. Esta nueva poda pretende rebajar el rendimiento de la planta para obtener menos uvas, pero de mejor de calidad. Se eliminan yemas, pámpanos y hojas sobrantes, así como los brotes mal ubicados que se prevé serán poco fértiles.

“Al fin de abril, en flor la vid”, dice el refranero nacional. Una vez nacida la flor de la vid es fundamental evitar las heladas que pondrían en riesgo la cosecha.

Cuando llegue el calor, estaremos preparados para ver “pintar” la uva, Será el momento del “envero”, cuando las uvas cambian de color, allá en pleno verano y coincidiendo con las fiestas de muchos pueblos. De ahí que nuestros refranes también lo reflejen: “Por Santa Ana, una pintada”, o “cuando comienzan las uvas a madurar, comienzan las mozas a bailar”.

En definitiva… “Mal lo aliña, quien en su tiempo no labró su viña”. 




Published on 06-15-2016 11:08:30